Ya no tengo ganas de vivir


#1

Soy estudiante fuera de su país de origen, cansado del frio en Estados Unidos, sin amigos, sin entender bien el idioma estudiando informatica gracias a una beca y mis padres pero siento que nada me emociona que nada bueno ha llegado a mi vida y que nunca tendre un futuro

De donde yo vengo es peligroso, hay mucha violencia, mucha gente muere todos los dias, no hay un futuro, yo no tengo un futuro cuando vuelva. Tendre que cuidar a mi familia pero se que no tendre empleo porque mi pais se cae a pedazos y ya no hay esperanzas

El futuro me da miedo… todas las noches estoy angustiado en la cama de mi habitacion de estudiante, me llegan noticias de casa donde mi madre muere de miedo de que un dia los maten o los secuestren

Leo Hipertextual desde hace muchos años y siempre me he sentido identificado con la tecnologia, tambine leo a las personas en esta comunidad y me siento identificado con ustedes porque nos gusta la tecnologia y hasta suenan como mis amigos por las cosas que dicen

He perdido las ganas de vivir pero quiero compartirlo con ustedes porque tal vez han pasado por lo mismo y pueden aconsejarme

no tengo el valor de decirle esto a mis amigos

Soy joven pero se que ya no tengo futuro


(Eduardo Arcos) #2

Ánimo. SIempre, siempre, siempre, siempre, siempre hay una alternativa. Tal vez hoy te sientes harto, cansado, no ves la luz al final del túnel, pero mañana seguro será un mejor día y si no lo es, pasado mañana lo será. Pero para que suceda tienes que trabajar por conseguirlo.

Intuyo que por tu mensaje eres de algún país latinoamericano donde hay mucha violencia. Es terrible y lo puedo entender, pero eso es justamente lo que te debe hacer más fuerte: el esfuerzo de tus padres y las ganas de buscar maneras de hacer mejor la sociedad a la que perteneces.

Tienes que buscar y encontrar aquello que te haga sentir emocionado, que te haga levantarte con ganas todos los días. Pero no es fácil encontrarlo, tal vez tardes años en descubrirlo, pero tienes que luchar día a día por encontrarlo. Tienes que ser una fuerza positiva para tu familia y para tus amigos.

Ánimo, ya verás que el esfuerzo de estudiar fuera dará sus frutos.


(Valeria Rios Ruiz) #3

No creo que no tengas futuro, si te han becado para estudiar informática en Estados Unidos debe ser porque tienes potencial. No cualquiera lo logra y estoy segura de que tu familia y amigos están muy orgullosos de ti.


(mike) #4

Ánimo, hermano. “El mundo no se divide entre buenas personas y mortífagos. Todos tenemos luz y oscuridad en nuestro interior. Lo que importa son los caminos que tomamos, eso somos en realidad”.

Creo que las personas y sociedades llevan implícitas cosas buenas y malas, sólo que los latinoamericanos nos enfocamos comúnmente en lo malo de nuestros países. Por ello, te aconsejo que vivas al máximo un día a la vez. La clave para tener un futuro agradable es poder alcanzar la felicidad en el presente. Sé fuerte y no escuches las voces nocturnas que te atemorizan sobre el futuro, piensa en que tienes vida y con eso basta para seguir luchando.

Trabaja al máximo y ocupa tu mente en ser la mejor versión de tu mismo, sólo así se va la ansiedad.

Paz hermano y que la fuerza te acompañe.


(Mónica Redondo) #5

Estoy totalmente de acuerdo con Eduardo y Valeria. Sé que es fácil decirlo, pero hay que intentar encontrar una motivación de donde sea. La clave yo creo que es no pensar en el futuro (o al menos no tanto). La vida da tantas vueltas, que puedes estar pensando que en tu país no encontrarás trabajo, pero después de tu beca puede salirte algo en otro país, o alguna oportunidad en el tuyo, quien sabe. Respecto a tu familia, me imagino que debe ser difícil salir de la grave situación en la que se encuentra tu país. En este momento puede no haber una solución, pero quizá les estás ayudando más de lo que piensas con tus estudios y las oportunidades que has tenido hasta el momento.
Entiendo tu angustia y la comparto, yo tampoco vivo en mi país de origen (por otros motivos diferentes a los tuyos) y es normal que a veces nos sintamos agobiados o sin salida. No me comparo en absoluto con tu situación, pero solamente quería hacerte saber que muchos nos sentimos así en un momento de nuestra vida. Aunque sea horrible, por desgracia es normal por las decisiones que tomamos. Lo único que nos queda en estos momentos es subrayar la parte buena y recordar lo orgullosos que está nuestra familia. Solo me queda darte muchos ánimos y aconsejarte que no te preocupes por lo que pueda pasar, cuando pase ya te preocuparás. Muchos ánimos y aquí estamos para lo que necesites.


#6

Animo!

Todos tenemos un futuro por delante, la vida es hermosa y jamas gozaremos de algo como esto. Ama, lucha, sufre, levántate, ten fé.

Recuerda que todo es pasajero y son etapas.


(Leon H G ) #7

Todos, en algún momento tuvimos una etapa así, algunos las han tenido por meses, semanas, días, horas, pero esto pasa.
Sólo para dejarlo claro, nada de lo que mencionas es tu culpa (la violencia, la falta de espectativas, etc.) todo esto junto son las circunstancias en las que te ha tocado vivir y como tales debe lidiar con ellas, no resolverlas, no te eches a la espalda ese peso. Yo soy de la idea de que esto debe ir de dentro hacia afuera: primero tienes que estas bien tú, ayudate, preguntate que necesitas para sentirte bien, si tú te vieras ¿cómo te ayudarías? Si lo consigues, en la medida de tus posibilidaddes, entonces puedes ayudar a los tuyos, a tu familia, podrían mudarse a un lugar donde se sientan más seguros (porque tambien aquí entra la llamada percepción de seguridad). Si tú estas bien y tu familia está bien, entonces puedes pensar en hacer algo por los demás y ayudar a que “las cosas” mejoren y tu entorno podría mejorar.
Por naturaleza el humano le teme a lo desconocido, como lo es el futuro, pero justamente la lucha contra nuestros temores nos ha llevado al lugar dónde estamos ahora como especie.


#8

Mucho ánimo! Nunca pierdas la esperanza por un futuro mejor, por el que tus padres están luchando. Intenta rodearte de personas que te transmitan eso, apóyate en tus padres y en amigos que saquen tu lado positivo. Aprovecha las becas y todas las pocas oportunidades que tu país te da para salir adelante, nunca dejes que el miedo a algo te gane. Tienes un gran futuro, y más como informático, que es uno de los trabajos más demandados. Si tus padres ven que te haces fuerte, ellos se harán más fuertes todavía. Como bien te enseñan en informática, busca alternativas y la mejor solución para tus problemas. Intenta aprender y hacer todos los contactos que puedas ahora mientras estás en Estados Unidos, aprovecha la situación para tener ventaja.

Un gran abrazo!!


(Itziar) #9

No estás sólo. Enfócate en lo que te gusta. Si te sirve esta comunidad o cualquiera refugiate en ella. Mira el lado bueno de la vida, levantate todos los días y haz el ejercicio de ver el lado bello de las cosas.
Te gusta hacer ejercicio? Eso ayuda, sal a correr, busca actividades.

Y habla con las personas cercanas a ti, cuéntales lo que te sucede, para que te puedan ayudar.

Todos pasamos por momentos de tristeza y soledad.

Animo


(Mauro Delgado) #10

Hola, mi nombre es Mauro, vivo en Bogotá y te cuento que me siento muy identificado contigo. Mira, nací en un pueblo alejado de la capital y terminé mis estudios básicos allá. El común cultural es que terminas de estudiar, y le colaboras a tus padres en los quehaceres o estudiar algo dentro del pueblo. Siempre me frustré por tener que vivir esa realidad, sabiendo lo inmenso que era el mundo y sus millones de oportunidades, además, como tu, siempre tuve mucho feeling con la tecnología.

Decidí no sesgarme a esa realidad y me endeudé en un gran crédito de estudio superior, y logré que un familiar me diera posada en un lugar poco agradable acá en Bogotá tan pronto me gradé. Esto sucedió en 2011 y, actualmente, soy un Comunicador Social con ganas de migrar, me volví bilingue siendo constante, me valgo por si solo actualmente y recuerdo mi colegio y amigos con cariño, pero sin ganas de regresar a esa época.

En algún momento, me sentí como tu, sin ganas de seguir porque no tenía razones de peso para hacerlo, pero me reté y ahora aspiro a ser un ciudadano canadiense trabajador y orgulloso. Ánimo que el tiempo no se detiene y pronto todo mejorará.