Momento en que taxistas voltean coche de Cabify en Barcelona


(Eduardo Arcos) #1

El otro día me preguntaron por qué ya no me subo a coches. Creo que este tipo de cosas ejemplifica la necesidad de, como clientes, plantarle los pies a los taxistas y exigir no solo un mejor servicio, sino civismo básico de parte de su gremio.


(Nacho) #2

Un negocio que no admite una competencia regulada en su entorno es que es un monopolio frágil y demuestran su fragilidad como negocio rompiendo y volcando coches.

Yo hace mucho que no cojo taxis. Me parecen un mal servicio y, además, no comparto su visión y creo que lo están haciendo mal. Fatal, de hecho.

Ahora les toca decidir si van a sobrevivir matando o mejorando. De momento parece que matando.

De momento, como usuario, la parte buena es esperar con las maletas en mi portal y decirle a todos los taxistas que paran que estoy esperando un Uber. Por cierto, ya van unas tres veces que me ofrecen llevarme por 10€ al aeropuerto, habiendo una tarifa fija por la que lucharon de 30€. Me pregunto donde quedarán mis garantías como cliente si aceptara…


(Javier Lacort) #3

A veces parece que los taxistas olvidan una increíble ventaja comparativa del taxi frente a Cabify (u otra compañía con el mismo modelo VTC): a un taxi cualquiera puede pararlo alzando la mano en cuanto lo ve llegar, o puede acercarse a una de las muchas paradas con filas de taxis que tienen las ciudades.

Un Cabify solo puede pedirse a través de la app. No puedes encontrar uno en plena calle, identificarlo (bueno, si estás muy puesto en ellos sí sabes cómo, pero no sirve de nada), y subirte a él.

Creo que en el punto en el que estamos, Cabify sigue teniendo una desventaja que compensa la licencia que han tenido que pagar los taxistas. Quizás en 2040 el grueso de la población ya esté mucho más habituada al modelo Cabify, pero de momento somos un nicho y poco más.


(Eduardo Arcos) #4

Hasta para competir son corruptos y se echan piedras en el tejado. Hacer eso perjudica a otros compañeros de su gremio y demuestra que son unos buitres capaces de cualquier cosa por unas cuantas monedas en vez de ser inteligentes y trabajar en mejorar el servicio al cliente que es horrible y aumentar el civismo que es casi nulo. En todo el mundo son reconocidos por no respetar las señales de tránsito.


(Nacho) #5

Cuando cojo un Uber yo solo la verdad es que, por mi forma de ser, termino hablando con el conductor de cualquier cosa (normalmente de Uber). Y, lo que yo creía un prejuicio, se me ha confirmado un par de veces. Los conductores de Uber que “más alocadamente van”, si les tiras de la lengua, te confiesan que eran taxistas antes. Sólo por su forma de conducir o por la rutas que cogen o, directamente, si te preguntan “si te parece bien que coja por…” se ve que era taxista. Yo ya reclamé un trayecto a Uber (que me devolvieron) porque no era ni la ruta que decía Google Maps ni la que decía la app de Uber, y es una ruta que les encanta a los taxistas, que sobre el mapa puede quedar bien, pero tiene un montón de semáforos y de giros.

Y sobre los taxistas a 10€ al aerpuerto, sólo tienes que ponerte de madrugada en Cibeles (en la parada del Aeropuerto Exprés) para que te digan: “Les llevo al aeropuerto a los dos por 10€, mismo precio que el bus”). Es horrible. Y, bueno, historias de extranjeros a los que les cobran los 30€ MÁS la tarifa del aeropuerto (porque no han quitado la pegatina de la ventana y les dicen que son 30€ el viaje más el suplemento aeropuerto de 4€ y pico) son muy frecuentes.

Con lo fácil que lo tienen, como ha dicho @lacort en el comentario de antes, tienen una ventaja TREMENDA y no le sacan partido. En lugar de decir: Vamos a poner el aire acondicionado siempre (no cuando el pasajero te lo pida), vamos a tener los coches impecables y sin tonterias, vamos a usar ciertos coches únicamente (todos los coches de UberX tienen que cumplir unos requisitos, no puede ser un Dacia, por ejemplo, que te cuesta lo mismo que un taxi Mercedes), vamos a aceptar los pagos con tarjeta sin mínimos ni historias, etc.


(Ferran Muñoz) #6

En fin, lo comenté el otro día y hoy lo vuelvo a decir: la senda que han tomado los taxistas, en vez de unirse y realizar algo nuevo e innovador para competir con Uber y Cabify, es la de rabieta y reaccionan cual pataleta de niño pequeño quejándose que hay otro gallo en el gallinero cuando ellos ya estaban primero. Ah, y porqué estabas 1º tienes derecho a comportarte así?

En estos años que os habéis acomodado por qué no habéis innovado? Ah, porqué se está de lujo pasando el rato leyendo o haciendo la tertulia con otros compañeros mientras esperáis a otros clientes a los que sacarles la sangre, verdad? Pues ahora es lo que hay, el tiempo que habéis “perdido” vosotros, otros lo han aprovechado, y es lo que les jode. No quieren competencia, quieren mantener su status, por lo civil o lo criminal.

La violencia nunca está justificada, y parece que ellos la han tomado por costumbre, como si de una mafia se tratara (y pienso, acaso no lo es).


(Santopeter 👾) #7

Acá en Chile esta la batalla campal entre los taxistas y los de Uber al punto actuar violentamente con armas de fuego, destruyendo los vehículos y golpeando a los conductores de Uber mas que a los taxistas… Lo bueno es que ya el estado esta pensando en legistar el asunto de trasporte de pasajeros como Uber, Cabify y otros…