¿Importa el método, si a la final se logra curar una enfermedad? ¿Las pseudociencias no sirven?


(José Alejandro B) #1

He leído en varios artículos -sobretodo de Santiago Campillo - un ataque directo a la pseudociencias, lo cual no me parece para nada desacertado. Entiendo que lógicamente la posición en los artículos es de no propagar estas prácticas anti-ciencia que pueden estafar a la gente y no lograr su cometido, sin embargo, considero que si una persona logra hacer creer a su cerebro de que se va a sanar (crear un placebo) y logra sanarse, deja de importar el método que haya utilizado, sea esta una sesión religiosa, un tratamiento homeopático, sesiones de acupuntura (en mi caso, fue lo único que me controlo mis migrañas), entre otras técnicas.


(Santiago) #2

Se llama efecto placebo.
El principal problema es que los métodos pseudocientificos (como la acupuntura) en muchos casos terminan siendo escogidos antes que la verdadera medicina, causando mucho daño a quien padece enfermedades.

La gente que dice que mucha gente que se cura con pseudociencias suele olvidar el llamado “survival bias” es decir, recuerdan a los pocos que se creen haber curado mientras usaban métodos pseudocientificos que son minoría y olvidan a la gran mayoría que solo se provocó más daño.


(Santiago Campillo) #3

La verdad es que @santiagozky lo ha expresado bastante bien. Hace ya un tiempo escribí justo proponiendo la postura que expones: “si hace efecto positivo, ¿por qué negarlo?”. Lo argumenté aquí:

http://caramelosblog.es/2012/07/la-utilidad-de-la-homeopatia/

Pero, el problema no es el potencial efecto positivo sino, como de costumbre, el mal uso que se le da. Las pseudociencias se emplean para reclutar adeptos, literalmente, fanáticos que atacan todo lo que está en contra de su idiosincrasia con un mantra muy manido: “el ser humano no lo sabe todo, eres un escéptico fundamentalista, un radical, un cientifista”. De hecho, la ciencia misma, en su afan por buscar respuestas ha usado (y usa, especialmente en medicina) métodos científicamente muy cuestionables (desde un punto de vista técnico). ¿Por qué? Porque funcionan, y eso es importante.

Pero justo ese punto es el cuchillo de doble filo que usan los “listos” para aprovecharse de la inquietud, la inseguridad y la esperanza de la gente. Las pseudociencias son una estafa que, además, pueden resultar peligrosas. Pueden hacer mucho más mal que bien. Por eso, desde la cultura científica, se combate. Y se hace desde la cultura científica no por fundamentalismo, sino porque ahí es donde residen, normalmente, las pruebas irrefutables de su falsedad.

Además, existe otro asunto. Por ejemplo, con los placebos ocurre que aunque la persona sepa que es un placebo, este hace efecto. Es un efecto muy curioso que explica que tiene más poder el uso del tratamiento (la acción) que conocer que en realidad no es un tratamiento. Por tanto, ¿tenemos que seguir vendiendo homeopatía, por ejemplo, a 12 euros el botecito cuando podríamso vender un “placebo para x” procedente del Estado a 1 euro? Es otra cuestión a tener en cuenta.

En definitiva, las pseudociencias juegan con el lenguaje y la necesidad de la gente para aprovecharse de ellas, dando una solución puntual a ciertas personas. Si lo ponemos en la balanza, la respuesta está clara: no son positivas.


(Eduardo Arcos) #4

Que las pseudociencias generen efecto placebo no debería ser, de ninguna forma, razón suficiente para que se acepte su uso.

Puede que una pseudociencia tenga un pequeño grado de beneficio en casos particulares donde el efecto placebo surte efecto, pero tienen un inmenso grado perjudicial que es irresponsable y que ha causado muchísimas muertes innecesarias a lo largo de los años.


(César Martínez G ) #5

He de decir que en su momento y bajo la desesperación acudí a estos metodos, fuí con un homeopata, el cual “escuchó” mi historia y saco de un estante un frasco pequeño con “píldoras” blancas, me dijo que pusiera 3 en mi boca y esperara a que se disolvieran, que hiciera eso por 15 días.

Obviamente JAMÁS me sentí mejor con esas cosas, es más, me atrevo a decir que eran mas que dulces, al final resultó que tenía un tumor en la cabeza y eso amigos, no lo curan unos dulces.

Conclusión, simplemente no sirven, que la mente es poderosa y crea que a traves de esos metodos te vas a curar, y al final sanes, es bajo casos muy particulares y dudo que la mayoría de ellos sufran de algo realmente serio.


(Eduardo Arcos) #6

Qué horrible como estos desalmados se aprovechan de todo y de todos con tal de sacar unos cuantos dólares sin importarles lo enferma que puede estar la persona.


(Agosto Rivera) #7

Ayer escuché a alguien hablar de la ayunoterapia para “combatir el cáncer”

:disappointed:


#8

Para mi, sí, si que importa el método. El hecho de tener un método documentado y veraz sirve para más de una persona. El que haya alguien que, usando el efecto placebo y algo homeopático se cure de la dolencia sólo sirve para dos cosas, una, que ese paciente se cure, lo cual está bien, y otra, para que se perpetúe una creencia que puede causar muertes en gente que quiera seguir esa misma “terapia”. Lo cual es un destrozo.


(Eduardo Arcos) #9

¿Ayunoterapia? Esa es nueva. Y qué horror :frowning:


(José Alejandro B) #10

Qué terrible! Que se metan con todo menos con la comida :sweat_smile:


(José Alejandro B) #11

Nunca he ido a un homeópata. Nunca me ha llamado la atención ir a uno, pero como comentaba antes, un acupunturista fue el único que pudo controlar mis migrañas por encima de mi neurólogo (no solo los pseudocientíficos estafan), y desde ahí es que he tratado de darles su chance. Considero además que la acupuntura algo de ciencia ha de tener si es algo tan milenario, pero ese creo que es otro tema.


(José Alejandro B) #12

Sin duda el aprovecharse económicamente de las personas que se atienden con estos métodos alternativos es muy miserable, más aun si pueden causar incluso muertes con estas prácticas. Gracias por tu respuesta. Creo que me parece muy alucinante como el cerebro puede influir en la cura de enfermedades a través del efecto placebo, sin embargo, me queda claro que esto no debe alentar de ninguna manera a la propagación de pseudociencias.


(Eduardo Arcos) #13

La acupuntura es otro engaño. Si te quitaron las migrañas fue efecto placebo sin querer, ni más nimenos.

¿Qué relación hay entre “milenario” y “ciencia”? WTF.


(César Martínez G ) #14

Mmmm desconozco de ese tema, pero aquí dicen que es también parte del engaño.

“la acupuntura puede acarrear problemas de salud y hasta causar la muerte. Los perjuicios más comunes
son las infecciones, el neumotórax, la hemorragia subaracnoidea, el
síncope y el taponamiento cardiaco, pero también se dan casos de
lesiones medulares y tromboflebitis, por ejemplo. Y, para hacernos una
idea del alcance de estos perjuicios, resulta que un estudio del año 1986 probó que 9% de los neumotórax que las mujeres sufrían al año en Japón se debían a la acupuntura, y otro de 2012 evidenció que los daños tras un tratamiento de esta pseudoterapia son bastante frecuentes en ese país.”

“Uno de los casos más sonados del mal que ocasiona esta pseudoterapia fue el de la yudoca olímpica Kim Ribble-Orr, que se sometió a una sesión para mitigar los fuertes dolores de cabeza que padecía, y acabó
en urgencias con un colapso pulmonar porque el acupuntor le había
perforado la pleura: ahora, uno de sus pulmones sólo funciona al 55%,
y por ello se vio obligada a abandonar el deporte y la idea de entrar
en el cuerpo de policía de Canadá, ya que incluso se siente exhausta al
subir unas simples escaleras.”


(José Alejandro B) #15

El tratamiento fue algo de todo un poco la verdad. Me ponían no más de 8 agujas, una en cada pie, una en cada rodilla, y unas dos a tres en la cabeza por lo general. De ahí me inyectaban cobre y magnesio( o manganeso, no recuerdo bien). También me daban como impulsos eléctricos en la espalda con unas como ventosas. El Dr. parecía que sabía lo que hacía , había estudiado como un tipo de maestría en China, creo que también era graduado de medicina. Sin embargo, era muy caro. Fui en dos ciclos, la primera vez si prácticamente apaleó mis dolores de manera muy significativa, fueron muchas sesiones, pero desde la primera sentí el alivio. En el segundo ciclo volví con migrañas “mutadas” ya ni durmiendo se iban, así que volví, pocas sesiones, volvió a hacer efecto y dejé de ir. :grin:
Eso fue hace unos 3 años. En ese entonces cada sesión costaba como 40 dólares. La sesión consistía en entrar a un cubículo y quedarte en bata e interior y esperar a que el Dr llegue y te examine. Habían muchos cúbiculos y mucha gente. Desde que entrabas al cubículo ya medio te ibas sanando por el hecho de estar acostado con música relajante y desconectado por un momento del ajetreo diario. La sesión no duraba más de 15 minutos, te ponía las agujas y a los 15 minutos te las sacaba.Luego venía la inyección y a pagar. A veces no estaba el doctor y me ponían esos como impulsos eléctricos. Como digo, no creo que fue solo la acupuntura. Y mi relación entre milenario y ciencia va algo así como la de los incas y su conocimiento con la agricultura y la astronomía jeje Las grandes civilizaciones debieron haber desarrollado ciencia también, a través de la observación y métodos inductivos o deductivos.


(Eduardo Arcos) #16

Algunas frases clave:

  • No recuerdo
  • El doctor parecía que sabía lo que hacía
  • También creo que era graduado de medicina
  • Mi relación entre milenario y ciencia va algo así como la de los incas y su conocimiento con la agricultura y la astronomía jeje

Todo muy científico, sí.


(Santiago) #17

por cierto. la portada del periodico Jornada hoy (México):

Una verdadera lástima.


(Eduardo Arcos) #18


(Martin) #19

un detalle importante para agregar al debate, el efecto placebo es casi imposible de identificar como real causante de la cura… en casi todas las veces los procesos naturales de defensa del organismo es el responsable y el efecto placebo no se puede demostrar…
Por ultimo, un desafío para el que crea en la homeopatía, si funciona, porque no han curado el SIDA aún?


(José Alejandro B) #20

No estaba escribiendo un paper. Estaba narrando mi experiencia con el acupunturista. Si quieren averiguar más:

“El Dr. Rafael Bonilla Cortés es un médico clínico que logró –entre los latinoamericanos- el primer posgrado y masterado en Acupuntura en China.”

Dato curioso: Es hermano de Bonil.