El peor trabajo que has tenido


#1

Todavia me despierto en las noches gritando y sudando frio.

Trabajar de cajero en waltmart en temporada navideña. Trabajaba 12 hrs corridas sin descanso, escuchaba villancicos esas 12 hrs. rolaba turnos y lo peor era de noche entraba a las 11 y salia a las 11 de la mañana, no tenia tiempo para nada y peor aun, en 3 semanas corridas no me dieron descanso si que casi me avente un mes trabajando 12 hrs diarias.

Y si todo eso fuera poco me enferme de gripa, no me dieron incapacidad y no me podia aliviar debido al constante desgaste que tenia y que en esa epoca hizo mucho frio.

De ahi aprendi 3 cosas que nunca debo olvidar; no trabajar en Walmart, no trabajar los domingos, no trabajar de noche. de ahi en fuera creo que puedo soportar cualquier otra cosa.


(Javier Lacort) #2

Servir copas a un palco privado durante unas fiestas patronales. Por lo general no estaba mal, pero en alguna ocasión puntual me encontraba algún señor que…


#3

Trabajar en el campo, recolector de alguna fruta o verdura. Por un salario humillante y un esfuerzo físico inimaginable. Mi padre me metió a trabajar de niño para que valorara mi vida y luchara por mis sueños.

A dáa de hoy sigo odiando el campo. Hhahaha


(Valeria Rios Ruiz) #4

Vendedora en festivales de música.

Un familiar tiene una marca de ropa y hubo un tiempo en la que yo le ayudaba a vender en los mercadillos que hay en los festivales de música.

El gran pro de ese trabajo era que podía acomodar mis descansos para ver a las bandas que me gustaban. Sin embargo, eran jornadas larguísimas que empezaban muy temprano y que a veces implicaban viajar a las ciudades donde ser realizaría el festival. Por lo general los stands se ponen a las ocho de la mañana, aunque los festivales suelen empezar pasado el mediodía.

Desde que el festival abría las puertas y hasta entrada la madrugada llegaban hordas de gente a preguntar y probarse cosas. Por supuesto, como vendedora, yo tenía que mantener la actitud buena onda aunque estuviera cansada o hambrienta.

En un festival es mucho más fácil conseguir energía de un Red Bull que de la comida de verdad. Duró poco, pero fue una época de comer muy poco y tomar muchas bebidas energizantes.

Y bueno, los típicos problemas de trabajar con un familiar donde por mantener la paz te guardas las cosas o no exiges todo lo que tocaría en un trabajo normal.


(Mónica Redondo) #5

Uy, por desgracia he tenido unos cuantos trabajos que ahora miro atrás y doy gracias quien sea de que esa época ya haya acabado.

  1. Azafata (o edecán): Me vestían con falda de tubo, camisa y taconazos y me mandaban a congresos molones como el Mobile World Congress. 14 horas diarias, de pie, y aguantando más que una bromita de los asistentes con corbata. Una noche hice doble turno y fui a una de las fiestas post-congreso como camarera. Nunca mais. Lo único bueno era el sueldo, ganaba casi un sueldo mensual en una semana.

  2. Servicio de call-center: Mientras estudiaba mi master (o maestría), el cual costó una cifra considerable de dinero, tenía que trabajar a la vez para afrontar los gastos. Estuve unos 6 meses en un servicio de atención al cliente telefónico de Mango (la tienda de ropa) para Alemania. Resumen: cientos de llamadas diarias de alemanas histéricas porque su vestido no había llegado. Horas después, en clase me hablaban de genocidios, guerras y bombas atómicas. Una buena lección de vida. A más de una alemana estuve a punto e explicarle el genocidio de Srebrenica para que lo comparase con su drama del vestido perdido.


(Santopeter 👾) #6

Esas horas de villancicos matan a cualquiera ajajaja


Creo que fue el de limpiador de parabrisas en los semáforos de calles… fue cuando me quede sin trabajo y tuve que hacer dinero de alguna forma ajajaja
Lo malo de este trabajo aun que es honrado, es la discriminación (piensan los demas que eres delincuente o un vago :frowning:), el sol por estar mas de 10 hrs. parado, aguantando insultos, evitando que otras personas matonas me quitaran la esquina, atroz, menos mal que solo duro 6 días y me llamaron de otro trabajo. Desde entonces siempre que aparece un chiquillo a limpiarme el parabrisas de mi auto lo dejo y le pago bien, y ya pase por eso.
Saludos.


(Jamega123) #7

Son trabajos honrados pero muy mal pagos, aseador de casas y colegios, ayudante de lavado de autos en lavadoras y lavador de platos en restaurantes, ayudante de floristería esos y otros tantos que no recuerdo bien.


(Ismael Pineda) #8

Aun sigo estudiando la carrera y no he entrado al mundo laboral de verdad. Lo más cerca que he estado ha sido dando clases particulares a unos niños de matemáticas, básicamente para poder pagarme algún capricho durante los meses del verano que son en los que más suelo gastar.

Lo malo llego en que en la casa no había buen ambiente familiar y las clases se complicaron más de lo que parecía. Los padres discutían y hasta en alguna ocasión se elevó tanto el tono de la conversación entre los padres que me pidieron que me fuese por la incomodidad que les causaba tenerlas con alguien ajeno a la familia. Lo peor de todo vino cuando a final de mes les dije los días que había dado clase y se negaron a pagarme los días en los que me echaron de la casa y fueron hasta 5 veces.

La única noticia positiva es que de momento en este 2017 en temas laborales se ha aprobado una subida del SMI (Salario mínimo interprofesional) en España colocándose en los 707€ aprox.


(Vinicio Del Toro) #9

Mi primer contrato de trabajo en Estados Unidos.

Hacía poco que llegaba a este pais aún acoplandome al nuevo idioma empecé a trabajar una empresa ubicada en New Jersey como desarrollador de software, esta empresa tenia una empresa cliente ubicada en New York a la que le brindaba servicios de soporte de un software específico. Cuando empecé a trabajar me dijeron que me iban a dar entrenamiento de ese software específico por una semana y asi yo iba a ir despues a New York a trabajar y crear software para la empresa cliente.

El entrenamiento lo tome de documentación que tenía el software en vez de recibirlo de la empresa que me contrató. Cuando vi lo complejo que era el código y el software me di cuenta que una semana no iba a ser suficiente, se los dije pero no les importó, y una semana después tuve que empezar a trabajar en New York con poco conocimiento de lo que tenía que hacer. Era horrible lidiar con el cliente cuando me hacía preguntas especificas que no sabía como responder, cuando se supone que deberia de saber (porque así me vendieron).
La empresa que me contrató definía mis fechas de entrega de trabajo en vez de yo definirlas de acuerdo a la complejidad del trabajo. Mientras tanto tenia que trabajar muchas horas extras con tal de terminar a tiempo. En resumen fué una pesadilla. Dos meses despues dejé de trabajar ahi.

Se que no suena tan dramatico pero es un poco dificil enfretarte a una nueva cultura/idioma y encima tener que actuar lo mas profesionalmente posible


(Eduardo Arcos) #10

Durante dos años tuve un trabajo horrible que consistía en no hacer nada y cuando se hacía algo eran cosas como dar mantenimiento a PCs de dos notarías en la Ciudad de México.

El mantenimiento era figurativo y literal. Es decir, teníamos que encender cada una de las PCs en las notarías (más de 20 por notaría), limpiarla de virus, malware, spyware, actualizar sistema operativo, algunas aplicaciones y luego apagarlas, ponerte en 4 patas bajo los escritorios, desconectar cables y limpiarla, quitarle el polvo por dentro, reconectar y encender para asegurarnos que estaban bien conectadas y funcionando.

A veces tocaba ir a algún otro lado y hacer cables ethernet, conectarlos, cablear oficinas o responder llamadas de personas despistadas que necesitaban urgentemente limpiar algún virus. Llegabas a las casas y te trataban bastante mal. Hay que ser siempre amables con los técnicos que van a instalar la fibra o el la TV por cable. Pueden estar seguros que se la están pasando muy mal.

Mientras no hacíamos eso me ultra aburría en un despacho pequeñito en un edificio viejo de la Zona Rosa.

Me pagaban poquísimo. Fue una época un poco miserable (bueno, bastante) de mi vida.


(Beraka) #12

Con el respeto que merecen los conserjes (conozco a varios que son excelentes), ser conserje de un condominio de departamentos ha sido lo peor en lo que he trabajado.

No era, ni es, ni será un trabajo para mi, pero en ese momento, estaba muy necesitado de trabajo y no podía mantenerme bien, un conocido de la familia llegó contando que necesitaba un “ayudante” en su segundo trabajo, que el trabajo sería muy liviano y bien, todos nos convencimos de que era buena opción, así que fui con él. Al llegar, muy temprano, me contó que él dejaba ese trabajo y quería que yo lo reemplazará por x motivo (confianza en mi, simpatía, etc.) y quedé como conserje a la mala.

El trabajo no era demasiado pesado, pero me tenía harto. Me mintieron con lo que me ofrecieron, me quedé más que nada por respeto a esta persona, intentando ver las cosas de un modo positivo ($), habían personas que me miraron de reojo, con desconfianza a raíz de mi juventud, aún así, hice lo que me pidieron, y mataba el tiempo muerto leyendo.

Pero, una semana después, renuncié. No soportaba el horario (12 horas), no quedaba con tiempo para mi y algunos proyectos personales, llegaba a casa sólo a dormir y así… renuncié, cobré el poco dinero que logré hacer (igual el sueldo era mísero) y al volver a casa recibí incomprensión por tomar esa decisión, pero al mes después comencé a trabajar en soporte y mantención de equipos y computadores en un departamento de una universidad (muy similar a lo que hacías en México, @earcos ) y ahí si me sentí muy a gusto y bien.

La persona que me recomendó el trabajo, fui a verla cuando ya estaba en la universidad trabajando, me preguntó como me iba en el condominio y le dije: Renuncié. Ahora trabajo en algo mucho mejor y a gusto, por favor, nunca más me recomiende algún trabajo.


#13

Trabajé montando y desmontando escenarios 4 o 5 veces.

Llegas, te dan un casco y un peto y te dicen que ese escenario enorme tiene que estar desmontado en 4 horas, porque al dia siguiente hay concierto en otra ciudad. El trabajar con cargas muy pesadas, sin guantes, soportando los gritos de los capataces y hasta de los camioneros metiendo prisa por 5 € la hora no merecen la pena.

Lo bueno es que de ahí, acabé currando de control de accesos en conciertos y festivales. No cargabas nada pero si debías estar jornadas de 10-14 horas de pie y aguantando borrachos y gentuza. Aunque muchas veces podías ver los conciertos y te pagaban a 7€/h


(Gerardo Sifuentes) #15

Los peores trabajos que he tenido fueron aquellos en los que solo estuve por el dinero, sin la más mínima vocación para estos. Y fueron tres de estos en el lapso de tres años. Me jode mucho pensar en ello, en serio.


#16

El actual, en una agencia de publicidad. La publicidad es lo peor del mundo y el ambiente…ni por donde empezar a describirlo.


(César Martínez G ) #17

Durante el bachillerato, en verano trabajé en diversas actividades, pero la peor fue dedicarme a vender libros de puerta en puerta, para empezar no se me dan las ventas, mucho menos la de libros, el estar durante todo el día bajo el sol, aguantando personas groseras que te cierran la puerta en las narices, perros que te corretean y un sueldo basado en comisiones fue de lo mas terrible.

Pero lo tomo como lo que fué, una experiencia más. Ahora sé que no es buena idea vender de puerta en puerta y mucho menos libros en verano, de por sí en México no se lee tanto como uno quisiera.


(Manuel Robles) #18

Invierno del año 2000. Trabajé en el Club hípico vigilando caballos. De noche y a oscuras. De 20.00 a 8.00. Fue MUY aburrido.


(MJosé) #19

Mi peor trabajo fue de dependienta en un videoclub. Por aquel entonces habia VHS y empezaban los DVD’s.

Digo el peor porque nos atracaban fin de semana Sí y otro también, a punta de cuchillo de cocina.
Y si esto fuera poco el dinero que robaban de las cajas registradoras lo teniamos que “reponer” los empleados.
Aguanté 3 meses y ya fue mucho.
Qué horror de verdad


(Alvaro Obispo) #20

Uno muy odiado en general: realizador de encuestas telefónicas.

Hacía una media de 150 llamadas diarias sobre la satisfacción sobre una franquicia de tintorerías. Costoso mentalmente porque tenias que estar de buen humor para realizar las llamadas eficaces. Eso si, fue un trabajo puntual que me ayudó para salir del paso.

Lo siento si hay alguien por aquí que le haya llamado :grinning:


(Victoria Pérez ) #21

Recepcionista. Cosas como… es que se ha averiado el ascensor de la torre A, a las 3 am, 25 plantas, para sacar a la gente del ascensor tú sola… y podía pasar varias veces en una noche. O el trato que te dan algunos turistas, que cada noche vienen hasta arriba de alcohol y tienen que meterse con alguien. Cuando no, que saltaban de un balcón a otro o lanzaban botellas de vidrio a la piscina (con la correspondiente visita policial) o tomaban tanto sol (se dormían) que llegaban a quemaduras de 1º (casi 2º) grado y había que ayudar a los sanitarios a salvarlos porque no entienden dónde les dicen que les duelen etc., (en su idioma) y claro, visitas al hospital de traductor, una al mes mínimo. Además de la recepción de quejas, que el recepcionista está ahí trabajando pero no se sabe bien cómo, tiene la culpa de todo lo que pase en todos sitios.


#22

Comercial. De esos que van a puerta fría, recordando a mucha gente (y unos cuantos palurdos entre ellos) que las tarifas TUR son una buena manera de perder dinero. Y sí, a día de hoy lo mantengo.
Pero vamos, que muchos lo conocerán, tío en traje (O similar) con su carpeta/maleta, sonrisa permanente y pesado hasta decir basta. Todo por un sueldo en B que a duras penas llegaba a los 400€ pese a que vendiera la de dios, o hiciera km a cascoporro.
Todo eso, con las consabidas charlas motivacionales, con paletos estafadores que enseñaban nóminas de 4 cifras (Y no, la primera no era un “1”), robos de ventas por otros “compañeros” y demás atrezzo típico del oficio.

Yo mantengo la opinión de que todo el que haya sido comercial desarrolla un elevado odio al resto de la humanidad, pero lo curioso es un estudio de hace algún tiempo relacionando oficios con psicopatía. No lo he encontrado tal cual, pero aquí sale un poco:


https://www.psyciencia.com/2015/05/las-profesiones-que-mas-y-menos-prefieren-los-psicopatas/

Para que a día de hoy prefiera ser camarero a vendedor… Buf…