Detenido un hombre tras intentar atropellar a una multitud en Amberes (Bélgica)


(maberalv) #1

Un vehículo con matrícula francesa ha sido detenido en Amberes (Bélgica), tras intentar atropellar a una multitud en una calle comercial de la ciudad. El conductor ha sido arrestado, aunque de momento no se ha confirmado que haya sido un intento de ataque terrorista.


(Manuel) #2

Según este periodista, encontraron armas el vehículo.


(maberalv) #3

Están investigando el vehículo, es un Citroën rojo matriculado en Francia. Según el medio belga HLN, han encontrado armas y un traje de camuflaje en el interior del coche, aunque no ha sido confirmado oficialmente


(maberalv) #4

Primeras declaraciones de Charles Michel, primer ministro de Bélgica. "Estamos siguiendo la situación muy de cerca. Los servicios de seguridad han hecho un trabajo ejemplar", ha dicho en su cuenta de Twitter


(maberalv) #5

El periódico belga L'Echo cita al jefe de policía de Amberes, Serge Muyters, que ha dicho que el hombre era de origen magrebí y portaba un traje de camuflaje. "El vehículo se desplazaba a gran velocidad por la calle Mier, por lo que la gente ha tenido que saltar para no ser atropellada", sostuvo. El conductor fue detenido tras una persecución por la localidad.

El hombre ha sido identificado como Mohamed R., nacido en Francia en 1977 y domiciliado en el país galo.


(maberalv) #6

La rueda de prensa organizada hace un rato sobre el suceso en Bélgica


(maberalv) #7

El diario belga Le Soir también confirma la identidad del conductor de origen francés


(maberalv) #8

La Fiscalía belga ha confirmado el hallazgo de armas, cuchillos y un recipiente con un producto aún desconocido, según informa el medio francés Europe 1


(maberalv) #9

Según la prensa belga, el individuo conducía en estado de embriaguez y no estaría fichado por los servicios antiterroristas franceses aunque sí por delincuencia y drogas


(maberalv) #10

La Fiscalía finalmente imputa por tentativa de atentado terrorista al hombre detenido en Amberes (Bélgica). El ciudadano de origen tunecino (no francés, como se había dicho) Mohamed R. conducía un coche a gran velocidad por una calle comercial de la ciudad, aunque no hubo heridos. El individuo fue inculpado también por infringir la legislación de armas.