Cuéntanos tu peor experiencia con una aerolínea


(Eduardo Arcos) #1

Lo sucedido recientemente con el pasajero de United es una de las peores historias de terror que se han documentado en relación a una aerolínea y sus pasajeros.

Lo que hizo United es tan grave, tan vil, tan desconectado de la importancia del buen trato al cliente que una vez viralizado el video, las acciones de la compañía cayeron. Dos disculpas públicas del CEO de la empresa no han bastado (y necesitará mucho más que eso) para lograr revertir la opinión generalizada que se tiene de la aerolínea.

Pero esta no es la única experiencia terrible que ha ocurrido en una aerolínea y estoy seguro que en la comunidad hay historias muy fuertes, muy tristes y muy terroríficas de mal trato por parte de alguna compañía aérea.

Comparte aquí tu historia.


(Eduardo Arcos) #2

Empiezo yo: soy sobreviviente de un accidente de avión. Supongo que no hay peor experiencia que esa.

Pero la segunda peor experiencia que tuve fue con Varig y Aeroméxico. Estaba en Brasil cuando la aerolínea quebró. Así que me extendieron un ticket para regresar a México en Aeroméxico, que es terrible también. Ocho horas peleándome con ellos me hicieron pagar casi 1000 dólares para poder subirme en el avión y regresarme o me dejaban en tierra. Resulta que no era necesario pagar esa inmensa cantidad de dinero. Se aprovecharon de mi, nunca me devolvieron el dinero.

Además me han robado cosas de la maleta, me las han abierto, me han dejado en tierra, me han hecho esperar 8 horas, de todo.


#3

He tenido suerte, lo más grave ha sido quedarme tirado por mal tiempo y mi aerolinea decidir que no vuela, otra aerolinea de la competencia decidir que si vuela y comprar un billete y volar sin problemas, lo único es que mi destino final en el nuevo vuelo era una escala y el avión seguía y dejaron mi maleta dentro, por suerte regresaba a casa y tenía ropa.

Otra cosa pero fué graciosa hasta cierto punto, llegué unas 5 horas antes a Barajas la T4 porque no la conocía y no quería perder el vuelo, Iberia me manda al check-in automático después de hacer toda la cola, no funcionaba y vuelta a hacer la cola. Para cuando llego al mostrador las empleadas están haciendo el relevo y le doy mi DNI a la que estaba entrando, la cual me dice: espere un momento que inicio el sistema, y yo: si, si, tómese su tiempo, faltan horas para mi vuelo, y nada, al rato me da mi DNI y mi tarjeta de embarque y me dice: el control de seguridad de los VIP es por ahí, eso me descuadró porque recordaba que no compré el más barato por cuestiones de horario pero no recordaba haberme pasado tanto, pero nada, me dirijo al control de seguridad, lo paso, me dirijo a la sala VIP (total ya que al parecer la habia pagado) y me dejan pasar. Pues ya después de un rato en la sala VIP voy a mirar la tarjeta de embarque para no despistarme con la hora y me han dado la de otra persona, solo coincidiamos en el primer apellido, además su vuelo estaba a punto de salir (con mi maleta), por lo que me tocó correr al mostrador para que sacaran mi maleta del avión y me diesen mi tarjeta de embarque. La chica lo solucionó todo y luego le dió un poco vergüenza decirme que tenía que irme de la sala VIP, yo la tranquilicé diciendole, tranquila tranquila que se que me tengo que ir, no pasa nada :joy: por curiosidad le pregunté, que que hubiera pasado con el otro señor si yo no me doy cuenta, y me dice: no pasa nada, le dan una copia y se hubieran dado cuenta del error al ir los dos al mismo asiento del avión, y yo ¿Cómo?.

Vamos, que lo que me dejó flipado es que yo pueda pasar dos controles con mi DNI y la tarjeta de embarque de otra persona con la que solo coincido en un apellido y que además, si ya alguno de los dos ha sacado la tarjeta de embarque, dejen sacar más tarjetas de embarque con el mismo nombre, tanta seguridad y tanta tontería para nada.

EDIT: Perdón por el tocho


(Jamega123) #4

Bueno mi peor experiencia fue el dia 5 de abril de 2017 en un vuelo de Easyfly en Colombia, la verdad un vuelo tipo chárter de 50 personas con duración de 45 minutos, el avión no tenia aire acondicionado y para rematar cuando estaba a punto de aterrizar resulto la pista obstruida y fueron otros 20 minutos mas sobrevolando el aeropuerto, fui a cumplir cita medica ordenada a otra ciudad distinta a la de mi residencia, muy desagradable un vuelo con mucho calor, creo que si nos echan agua, verduras y condimentos quedamos listos para una sopa o un sancocho de humanos.


(Christian) #5

En mi caso sólo recuerdo 2 y ambas son retrasos, con una frecuencia de 3/4 vuelos al año.
La primera fue Shanghai en 2009 con la compañía española Iberia, nos montamos en el avión y todo iba bien, hasta que el avión tenía que poner rumbo a la pista de despegue, que no nos movíamos y allí estuvimos más de 3 horas siendo imposible volver al aeropuerto y sin saber absolutamente nada del motivo del retraso estando ya montados en el avión. Por un momento pensábamos que podía estar pasando cualquier cosa en el aeropuerto o en el avión, hasta vimos que otros aviones si que despegaban.

La segunda fue el año pasado, vuelo Cusco - Lima - Madrid, con una escala de 5 laaaargas horas en Lima, que finalmente pasaron a ser un total de 11 horas. 6 horas en las que lo único que nos informaban es que se estaba revisando el avión, y finalmente tuvimos que esperar a que llegase otro para poder volar a Madrid. Tanto en el aeropuerto de Lima como tras la llegada a España hice la pertinente reclamación a lo que ellos se limitaban a responder que dicho retraso era debido a nuestra seguridad ya que el avión no estaba en condiciones.

Por lo demás, todo los vuelos han transcurrido con normalidad y espero que así sea por mucho tiempo!


(Mónica Redondo) #6

Tengo que decir que he viajado bastante y he tenido suerte, en comparación con la de desgracias y problemas que pasan diariamente en la aerolíneas. En mi último viaje transatlántico este pasado mes de enero me pasó algo que, aunque no es lo peor que puede pasar, me sentí muy mal.
Para escoger el vuelo más barato de Madrid-Ciudad de México, volé primero a Alemania, donde pasé la noche, de allí volaba a La Habana y después CDMX (una vuelta absurda jaja).
Cuando me subí al vuelo de Colonia-La Habana estaba muerta de hambre porque casi no había desayunado y no veía el momento en el que nos trajeran la comida. Al fin, viene la azafata con el carrito, le da a todos los pasajeros las bandejas y cuando llega a mi asiento pasa de largo. Le pregunto si hay algún problema y me dice que con el billete que compré no tengo derecho a comida. Me quería morir, me quedaban unas diez horas de vuelo. Nunca entendí en qué momento la cagué tanto como para comprar un billete en el que ponía que no quería comida, pero recuerdo que volví a mi asiento, muerta de hambre y viendo cómo todos comían. Me dieron ganas de llorar y todo jajaja (no hay nada pero que pasar hambre). Total, que tuve que gastarme el poco dinero que me quedaba en la tarjeta para comprarme un menú carísimo del avión. Odio eterno a Aerowings.


(Jamega123) #7

Eso si es duro estar en un avión y que te digan que tu tiquete o billete no te da comida en un vuelo de mas de 10 horas eso es un robo a mano desarmada.


#8

(Makinux) #9

Lo peor??

Iba a realizar un vuelo interno en España para una visita familiar y me equivoqué de mes al reservarlo. La cara de idiota que se me quedó no tenía nombre…

Por suerte, a base de pagar mucho más de lo que me costó originalmente conseguí un nuevo billete que no me rompió demasiado los planes. Pero la rabia de no haberme fijado más fue peor. Desde entonces nunca me equivoco, jeje.


(Edison Contreras) #10

lo peor fue tener un retraso de un vuelo de 8 horas, por lo menos estaba acompañado con aproximadamente como 10 amigos de trabajo


(raulhdezrubio) #11

Nunca he tenido una experiencia realmente mala con alguna aerolínea. Sin embargo, se me viene a la mente una experiencia que fue directamente con el aeropuerto…

¿Les ha tocado salir de un país horas posteriores a un ataque terrorista?
Bueno, eso me pasó con el atentado de Berlín de diciembre del año pasado. Una experiencia bastante agotadora.

Los pongo en contexto: Un tipo secuestró un camión y atropelló a una multitud en un mercado navideño en el corazón de Berlín. El atacante no fue capturado, de hecho fue asesinado en Italia una semana después. El atentado fue en la noche, de hecho recuerdo que en ese preciso instante estaba en el monumento al holocausto…
Mi vuelo salía en la mañana siguiente, al llegar al aeropuerto me topé con que había un control de seguridad extenuante, habían filas larguísimas que salían del aeropuerto. Recuerdo que incluso tuvieron que cambiarnos de terminal para aumentar la velocidad… Después del largo control de seguridad, llegué a la sala de espera de Ryanair, donde el vuelo se retrasó un par de horas debido a que estaban revisando los aviones.

Digamos que ha sido mi peor experiencia, pero se entiende debido a la gravedad del asunto.


(Rodrigo Satch) #12

me pasaron al cuartito en el aeropuerto de Madrid y querian inspeccionar me cavidades … casi me dejó, en todo momento existía discriminación por ser mexicano, pero me puse tan pesado y casi a soltar golpes y llego el director del aeropuerto y vio que yo era investigador de la UNAM haciendo residencia en la universidad politécnica de Madrid y vio mis grados de estudios y me Googleo y solo así me dejaron pasar y me dieron un upgrade a primera clase en cuanto aerolíneas, todas son basura en todas me han abierto la maleta, robado ropa, perdido equipaje, retrasos de 8 horas y lo intentan resolver con 200 dólares de compensación basuraaa, si salgo en grupo con mis colegas y somos varios preferimos ir en avión privado y entre todos hasta sale más barato que en aerolíneas


(raulhdezrubio) #13

¿En verdad? En el aeropuerto de Barajas nunca me han pedido algo más que el pasaporte. Es todo, siempre solo ha sido el pasaporte. Y soy mexicano. Lo ven, lo sellan y listo. En unos cuantos segundos termino el proceso…


#14

La “peor” historia que me ha ocurrido fue con Aerolíneas Argentinas. Para empezar me cambiaron los horarios de vuelos como 3 veces, teniendo que cambiar reservas de hotel y transporte. Cuando llegué a destino oh sorpresa que las dos valijas estaban con los mangos rotos y el candado “desaparecido”. Adentro de las valijas estaba todo revuelto, pero no se pudieron robar nada porque lo que les interesaba a los ladrones estos de aerolíneas lo llevaba en un bolso conmigo.
Obviamente hice la denuncia pero quedó en la nada.


(Nicolás Rivera) #15

Me siento extremadamente afortunado leyendo vuestras historias. He tenido la suerte de viajar bastante y, pese a ello, nunca he tenido ningún incidente excesivamente destacable con una aerolínea. Obviamente sí he sufrido los típicos retrasos de algún vuelo, turbulencias y el pasajero desagradable, pero nada del otro mundo. De hecho me han tenido que cambiar de vuelo en más de una ocasión (una de ellas fue por el atentado en el aeropuerto de Bruselas D:) y hasta ahí he tenido suerte y todo ha ido a la perfección.


(Ismael Pineda) #16

Coincido contigo @nico, no he tenido tampoco ningún incidente o problema. El único que tuve fue el año pasado con Ryanair, tampoco fue nada grave pero me molestó bastante en su momento ya que suponía pagar un sobrecoste por realizar el viaje.

El problema en cuestión fue que tras realizar viaje de ida a mi destino (Una ciudad de España) contrate la opción de llevar una maleta de hasta 15 kg tanto para ida como vuelta. En la ida marcaba 13 kg pero en la vuelta llevando la misma ropa y contenido me pesaba 15.5 por lo que me querían hacer pagar de más. Me negué a ello argumentando que en la ida pesaba menos y llevaba lo mismo de equipaje, le dije de que la pusiera en otra cinta para pesarla y efectivamente la cinta estaba mal calibrada.

Finalmente todo se resolvió pero me imagino que a muchos otros antes que yo les hicieron pagar por ese error.


(Luis Martinez) #17

Nunca he tenido excesivos problemas, pero en el Aeropuerto de Asturias, que es relativamente poco transitado tardaron más de 1 hora en sacar las maletas del avión a la terminal (creo que fue con Volotea si no recuerdo mal), lo que nos hizo perder el último bus que salía del aeropuerto.
No se hicieron responsables, y eso que el avión llegó con algo de retraso.


(Eduardo Arcos) #18

En ese caso el problema no suele ser de la aerolínea, sino de la logística del aeropuerto.

Depende el tiempo de retraso y los motivos, pero entiendo que una vez que aterrizas y sales del avión ya lo que haces o te pasa no es responsabilidad de la aerolínea.


(Paula) #19

Mi peor experiencia fue en Chile, aunque fue culpa mia y no de la aerolínea. :expressionless:
Sucedió en el segundo viaje que hice a España mientras vivía allí, con Lan airlines (ahora Latam).
Como era un poco más barato, compré un vuelo con escala en Argentina que, como pasa generalmente en esta combinación de trayectos, incluía un cambio de aeropuerto en Buenos Aires, por lo que era una escala bastante larga.

Mi chico y yo llegamos al aeropuerto una tres horas antes de la salida del vuelo, prevista para las 8:15 de la mañana. Sacamos nuestras tarjetas de embarque en el mostrador de Lan y fuimos a pasar el control policial correspondiente. Al entregar mis papeles observé que el policía de la ventanilla tardaba más de lo normal, aunque al principio no le di importancia. Unos minutos después, cuando mi novio ya había entrado y me estaba esperando al otro lado, el policía se excusó y se marchó de su sitio llevándose con él todos mis papeles.

:confused: Volvió poco tiempo después y me pidió que le acompañase, que había algo que no estaba en orden y tenía que revisar mi caso con la jefa de la PDI (Policía de Investigación) del aeropuerto. :anguished:

Una vez allí la jefa me explicó que mi visa estaba caducada y no me podían dejar salir del país, y ahí fue cuando me entró el pánico. Después de unos 20 minutos de súplicas, llantos y gritos, finalmente me comunicaron que la única manera de que me dejasen pasar esa barrera era con un sello del Departamento de Extranjería y Migraciones, situado en el centro de la ciudad, a unos 40 minutos en taxi del aeropuerto.

Dejé a mi chico con las maletas en el mostrador de Lan, para intentar cambiar nuestro primer vuelo por uno que saliese un poco más tarde, y cogí el primer taxi que vi al salir del aeropuerto.
Eran ya las 7:40 de la mañana, Extranjería abría a las 8:00 y nuestro vuelo salía a las 8:15.
Conseguí llegar al centro unos minutos antes de las 8, con la suerte de que ya habían abierto las puertas de

Extranjería y, además, estaba vacío (generalmente las colas que se forman son de varias horas de espera). Al ver mi nivel de estrés me atendieron enseguida y en menos de un minuto tenía puesto el sello en mis papeles.

A toda prisa salí del edificio y cogí nuevamente el primer taxi que encontré. Después de contarle al conductor la situación y que su respuesta fuera: “no te preocupes, soy conductor de micro” (en Santiago de Chile a los autobuses se les llama micros. Hace unos años había un sistema de pago en efectivo que hacía que los conductores compitiesen entre ellos por hacer antes su recorrido, conduciendo por la ciudad rápida e irresponsablemente. Hoy en día el sistema es otro, pero aún se mantiene ese gusto por la conducción temeraria entre los autobuseros), consiguió dejarme en la puerta del aeropuerto a las 8:10, algo que aún hoy todavía no me termino de creer.

Entre tanto, mi chico me había escrito que no era posible cambiar los billetes y que me esperaría en la puerta de embarque para tratar de retrasar la salida del vuelo.

Corriendo al máximo de mi capacidad pasé el control de la PDI casi en segundos, me salté toda la cola del escaneo de objetos personales y, descalza, seguí corriendo hasta la puerta de embarque. Eran las 8:17 en el momento en que vi aparecer a mi novio de pie frente a la puerta de embarque cerrada. Después de todo, habíamos perdido el vuelo por dos minutos…

Cuento corto (como dirían en Chile), terminamos subiendo en el siguiente vuelo de Lan a Buenos Aires, que casualmente aterrizaba en el aeropuerto del que salía nuestro siguiente vuelo, mientras nuestras maletas iban destino a otro aeropuerto de la misma ciudad.

Conseguimos llegar a Madrid, pero sin maletas. Lan no se hizo responsable y tuvimos que pedirle a Iberia (compañía que operaba nuestro segundo vuelo) que las recuperase, algo que hicieron como una cortesía, aunque sin poner demasiado ahínco. Mi maleta llegó a Madrid el día antes de que saliera mi vuelo de vuelta y la de mi novio nos la llevaron a nuestra casa en Santiago unas semanas después de reclamarla varias veces por teléfono.

Para quien tenga tiempo y ganas, esa es mi historia.


(Luis Martinez) #20

Pensaba lo mismo, pero al ir a presentar la queja nos explicaron que no era así; era el personal de la aerolínea el responsable de las maletas. Además, aterrizó otro avión de otra aerolínea tras el nuestro y sus maletas llegaron al poco, con lo que se fueron antes que nosotros. :pensive:

Si no recuerdo mal se hacían responsables si tardaban más de 90 minutos.